14 de marzo de 2010

Hoy no quiero

Crónica personal

Me ha dado el bajón en estos días.

No sé si se deba a que mis clientes me cancelan una y otra vez sin importarles el hecho de que de eso como y pago la renta o el hecho en sí de tener que pagar renta o que me hayan cancelado horas en el colegio por tener empleadores marros a los que tampoco les importa si como o no.

No sé si es que mi banda no avanza tan rápido como yo quisiera o el hecho de no saber transmitirles todas mis ideas eficientemente o el no tener capital para comprar ni micrófonos.

No sé si es porque hace mucho que no salgo con los amigos o porque ya no tengo a un@ "mejor amig@" como en los tiempos de la secundaria y la prepa.

No sé si es porque no puedo ver a mi hija tanto como quisiera o porque su madre es un desastre desesperante o porque soy muy joven para ser padre.

No sé si es por no tener novia ni prospecto, ni amigovia, ni amiga con derechos, ni siquiera acosadora, ni nada de nada.
No sé si es porque mi humor es bien difícil de entender a veces o porque mis chistes se gastan o porque mis mejores punchlines son de hace cuatro años.
No sé si es porque mi familia nuclear está lejos y no los veo tanto como quisiera y el facebook y el messenger son tan impersonales que no me llenan o porque el resto de la familia se ha puesto en un plan odioso e hipócrita (o más bien, me estoy dando cuenta de los alcances).
No sé si es porque llevo dos años en terapia y no he solucionado este sentimiento que me agobia de vez en vez.
No sé si es porque no quiero ser un blogstar o porque sí quiero.
No sé si es el hecho de que he tenido tres asaltos en los últimos tres años y ya no puedo ni salir de casa sin tener que esconder la lana (poca) y el celular (pinchurriento).

No sé si es porque cancelaron el Ollin Kan o porque no creo poder llegar al concierto del martes por la clase que tengo que dar en las rechingadas águilas.

No sé si son mis horarios de sueño tan irregulares o el insomnio que me ataca hasta tres veces por semana.
No sé si es que quiero dormir o es que no quiero.
No sé si es que llevo tres días queriendo hacer este post o el hecho de que a estas alturas ya se me olvido lo que quería escribir.

No sé si es que cada que quiero escribir hecho termino escribiendo "hehco".

No sé si es mi carrera, mi trabajo, mi entorno, la iluminación, mi alimentación, mi computadora, la luna, la temporada del año, el clima...

No sé qué me pasa o porqué me siento así.

Lo que sí se es que hoy no quiero sentirme así.

1 comentario:

  1. Te entiendo cañon cañon caaañon detesto esos días que aveces se hacen una semana; pero hoy si quiero que sigas posteando, al final es mejor el "si quiero" el otro nomás quita tiempo :D, espero ya se haya ido ese pesar tan de la chingada ;D

    ResponderEliminar